Nuestro Blog

Aprende sobre los procesos para hacer el agua potable

Se calcula que cada persona al día puede llegar a consumir unos 45 litros de agua potable, pero muchos no saben que para poder obtener este recurso tan vital para la humanidad, esta primero es sometida a diversos procesos en donde se elimina todo lo no deseado para que esta pueda llegar al consumo humano.

Con esto desde hace muchísimos años se ha reducido el número de muertes de personas, relacionadas con el consumo de agua contaminada o con ciertas bacterias. Lo que ha hecho que el tratamiento del agua sea cada vez más necesario para la salud pública.

Es por esto que en esta oportunidad te ofreceremos toda la información que necesitas saber sobre este tipo de tratados, esto incluyendo que desde hace años fue necesario devolver el agua ya utilizada en las mejores condiciones a los ríos con la depuración de las aguas residuales.

Conoce todo sobre el tratamiento del agua potable

El agua potable que consumen las personas puede proceder de diversos manantiales, embalses, pantanos y presas de agua que existen en todo el mundo, estos son lugares en donde se toma al agua y se le realizan diversos procesos, el cual es un tratamiento en donde se utilizan sustancias para purificarla, pero para esto el proceso pasa por varias etapas:

  • Agua en bruto pasa a estación de tratamiento

Para convertir en agua potable la que se encuentra alojada en los lugares ya mencionados, esta pasa a una estación de tratamiento para eliminar tres tipos de sustancias, las cuales son la materia mineral, contaminantes biológicos (como los virus y bacterias) y los materiales orgánicos (como los detergentes, ácidos y demás).

  • Tratamiento del agua

Al llegar el agua en su estado natural a la estación de tratamiento, el proceso empieza con la preoxidación, y luego de esto pasa a la coagulación, es donde esta recibe sulfato de aluminio para dar comienzo a la purificación del agua. Con esto se busca separar y asentar todo material o característica que no se desea en el agua potable para que pueda ser desinfectada. Y por último se hace la corrección del PH al agua para evitar que se produzcan daños en la red de saneamiento.

  • Análisis del agua

A pesar de que el proceso está casi listo, el agua no se puede considerar como potable hasta que sea analizada en laboratorios especiales, porque con esto se impide que hayan quedado microorganismos no deseados en el líquido. Esto se hace para garantizar la máxima calidad del agua dirigida a la sociedad.

Este análisis es prácticamente fundamental, porque sirve para cumplir con las normativas sanitarias, ya que no debe tener ninguna sustancia toxica ni microorganismos patógenos, además que no debe poseer ni sabor ni olor.

Luego de tener luz verde con los análisis en los laboratorios, el agua pasa a una gran trama de red de abastecimiento, sin embargo no deja de ser supervisada con diversos tipos de controles para prevenir alguna infección del agua potable, y que esta pueda llegar a los habitantes de la mejor manera, para brindar la máxima calidad para satisfacer sus necesidades diarias, sin provocar algún daño en la salud pública.

  • El agua va de regreso a su curso natural

Cada día se incrementa aún más el consumo de agua potable y por ende las aguas residuales son mayores, por lo que el agua de los ríos se estaba degradando, pero con las redes colectoras se inicia la depuración de estas aguas residuales para así devolverla a su curso en buenas condiciones para que no generen daños.